LA FONT DE LA FIGUERA

LA FONT DE LA FIGUERA

El municipio de la Font de la Figuera, situado a 553 metros de altura sobre el nivel del mar, dista de la capital unos 94 km por carretera. La población la encontramos al pie del pico denominado Capurutxo. Destacan las creaciones de esparto , cerámica y pintura que realiza la Asociación de Amas de Casa, así como el mobiliario de rattan y mimbre de la industria del mueble local , y las típicas castañuelas que con un diseño único y característico fabrican algunos vecinos del pueblo.

HISTORIA

La actual población surgió en 1301 en una partida que se segregó del término de Moixent y fue poblada con carta puebla otorgada a Gonçal Garcia y 40 pobladores más. En 1348 se constituyó la baronía de su nombre de qué fue titular Pere Maza de Liçana, señor de Moixent. El 1548 pasó, por donación, a los Lladró de Vilanova, y más tarde a los Mendoza, duques del Infantado, los Zúñiga, duques de Béjar, y a los condes de Albatera. Finalmente, el 1737, por una concordia, pasó a los Rabasa de Perellós, marqueses de Dos Aguas de Busot. Además es el lugar de nacimiento del prestigioso general de la II República Vicente Rojo Lluch, comandando en cabeza del ejército republicano durante la guerra civil.

RECURSOS PATRIMONIALES

El museo histórico-etnológico de la Font de la Figuera está situado en un bodega rehabilitada de finales del siglo XVIII; la  bodega 'Les Masseretes', allí se muestra el proceso de elaboración del vino de forma tradicional. Además cuenta con otros espacios recreados donde se puede visitar una vivienda tradicional documentada del siglo XVI y una destilería de inicios del S XX, propiedad de la familia Maldonado-Ferri.

El retablo, de grandes dimensiones, fue elaborado al óleo en el S XVI.

Joan de Joanes está considerado como el maestro de la pintura del Renacimiento. Nació en la localidad y hoy en día todavía se puede ver su casa natalicia.

La Ermita de Santa Bárbara está ubicada en la sierra del mismo nombre . Fue construida en el siglo XVI aunque ha sido muy modificada posteriormente y restaurada en el siglo XX, hallándose, actualmente, en un perfecto estado de conservación.

Se accede a ella por un estrecho camino en el que se escalonan las estaciones del Vía Crucis. Frente a la ermita se abre una explanada circular limitada por paramento con los casalicios del Calvario.

Actualmente rehabilitado y en uso, fechado en 1866, construido por el ingeniero hidráulico José Zacarias Camañas.

Propiedad de la Sociedad Musical La Lira Fontiguerense, donde se realizan actuaciones musicales y teatrales.

Ubicado en el paseo que lleva su nombre y realizado por el escultor Nassio Bayarri, como homenaje al fontiguerense que fue el Jefe de Estado Mayor del Ejército de la República.

A la entrada de la población, encontramos uno de los edificios más antiguos, la ermita de San Sebastián del S XVI.

Levantada en 1561, estuvo abierta al culto hasta principios del siglo XIX y luego se abandonó y se construyó junto a ella un cementerio, que también dejó de ser utilizado. Convertida en ruina, estuvo a punto de ser derribada en la década de 1960, pero afortunadamente esto no sucedió y recientemente  ha sido completamente rehabilitada después de 15 años en obras, y más de dos siglos cerrada al culto. Los trabajos de rehabilitación, financiados por los feligreses y la Diputación de Valencia, han permitido recuperar pinturas originales de la ermita. Recubierta de pintura mural priman los esgrafiados con motivos geométricos que se repiten en todas las capillas, así como las decoraciones policromadas en tonos ocres, con la técnica “al temple”. Algunos arcos de las capillas están re-decorados con motivos de rocallas a modo de paneles cerámicos muy típicos en el s. XVIII.

Su fachada es rectangular, con frontón recto que sobresale por encima del tejado a dos aguas y coronado por una espadaña. La puerta es adintelada, con una ventana sobre ella y un panel cerámico lateral que recuerda la estancia en la población de la imagen de la Virgen de los Desamparados en 2005.

El interior es de planta rectangular, de nave única y cubierta con bóveda de cañón. Tras el altar mayor, presidido por una talla del Cristo, se abre una amplia cristalera que permite ver parte del primitivo recinto, iluminado por la abudante luz que entra por los cristales de la cúpula.

Es el punto inicial del peregrinaje del Jubileo que se celebra en la Font de la Figuera en la actualidad.

RECURSOS NATURALES

La salida se lleva a término desde el área recreativa Balseta Pijirri. Este recorrido se caracteriza por su gran belleza paisajística y su abundante vegetación, con unos bonitos contrastes entre la parte de la solana y la de la umbría que le dan un toque especial , asimismo encontraremos en el recorrido un acantilado en el que se ubica la Penya Foradà y una microreserva con vegetación endémica. Desviándose por el camino de la senda encontraremos la Cueva Santa. Su altitud va desde 540 m hasta 900 m aproximados.

Al igual que en la ruta anterior, esta inicia su trayecto en el área recreativa de la Balseta Pijirri. Tenemos que tomar el sendero de la casita de Petrelo. Algunos kilometros más adelante llegaremos a un cruce de senderos, uno se dirige al poblado ibérico de la Mola  de  Torró,  el sendero que baja, se dirige en la Cova Santa, en la que se puede practicar espeleología, y el sendero que se dirige hacia la parte de la umbría es el que finalmente nos llevará hasta el punto de vigilancia. Una vez llegados este punto, encontraremos una indicación que nos conducirá a la cima del Capurutxo, desde donde podemos disfrutar de unas vistas espectaculares de todo el valle de la Costera. Desde la cima tendremos que volver marcha atrás y volver por el mismo trayecto por el que se ha venido.

Transcurre entre los términos municipales de Moixent y la Font de la Figuera. En su trazado, utiliza parte del GR-237 y el sendero local deBarranc de Vallmelos. Hay que destacar las impresionantes paredes de corte vertical que sorprenden gratamente en este barranco.

La salida se realizará desde la pista de atletismo de la localidad en dirección al camino hasta que llegamos al Serrano II. Llegados a este punto nos dirigiremos al puente de la vía vieja. Una vez sobrepasado, tomaremos el camino de la derecha que se dirige a la partida de las Cabeçoles siguiendo el GR 237 que nos llevará hasta el Barranco de Vallmelós.
Dentro del camino de Vallmelós encontraremos una indicación que nos dirigirá a un pequeño nacimiento de agua conocido con el nombre de la fuente del  Cossi. Más adelante llegaremos a un cruce de caminos, continuando su trayecto en dirección a una casa de campo de grandes dimensiones conocida con el nombre de la Carrascosa. Aquí el camino continúa hasta que llegamos a una gran pista forestal. Llegados a este punto nos dirigiremos hacia la izquierda, dirección a la carretera de Navalón que nos llevará hasta el punto de partida.

Esta nueva ruta que planteamos recorre uno de los otros parajes más emblemáticos de la población, el barranco de las Clotxes o del Cañoles. Como sabemos, el río Cànyoles es el principal eje vertebrador de la comarca de la Costera, aunque en la actualidad no lleva agua. Esta ruta nos permite caminar por el interior de la rambla por donde pasaban las aguas del principal río de la comarca, dejándonos unas vistas espectaculares, donde se pueden ver unos grandes acantilados con mucha vegetación. En ella también se tiene la oportunidad de observar parte de la fauna presente en nuestro territorio como son las cabras salvajes y los jabalíes muy abundantes en esta zona de nuestro término.

Esta ruta recorre el paraje dels Cabeços y la Fuente Santa. Esta ruta queremos potenciarla para que los visitantes la puedan realizar en bicicleta. El Ayuntamiento de la Font de la Figuera dispone de 10 bicicletas que podrán ser prestadas en la oficina de turismo de forma totalmente gratuita. Además de realizarla en bicicleta también se puede realizar a pie ya que apenas presenta desnivel y el camino  está en perfectas  condiciones.

TRADICIONES

Entre su amplia variedad de platos típicos, destacan, entre otros, sus gaspatxos, gatxamiga, putxero , torta de pimiento y tomate, etc.; así como los embutidos, elaborados de manera artesanal por los carniceros de la localidad.

Destacan las creaciones de esparto , cerámica  y pintura que realiza la Asociación de Amas de Casa, así como el mobiliario de rattan y mimbre de la industria del mueble local , y las típicas castañuelas que con un diseño único y característico fabrican algunos vecinos del pueblo.

FIESTAS

La Dansà de La Font de la Figuera, es una fiesta reconocida recientemente de Interès Turístico Provincial, donde participan alrededor de 120 parejas al ritmo de la música luciendo la indumentaria típica de la población.

Las Fiestas Patronales son en honor a la patrona, la Mare de Déu dels Xics. Se celebran varios actos como la Nit de les Gatxamigues, la Xarlotà, la Volta a Peu, las verbenas, la procesión en honor a la Madre Déu y La Gran Dansà (uno de los actos más reconocidos de las fiestas). En estas fiestas también destacan la suelta de vacas y toros.

Con una arraigada tradición festiva, estas fiestas constituyen un espectáculo de música, luz y color que no deja indiferente a nadie. A través de sus tres bandos: Moro, Cristiano y Contrabandista, se reviven triunfos y derrotas, todos ellos acompañados por el peculiar frío, que invita a saborear la gastronomía local más típica, a hospedarse en las casas rurales y albergues que dispone la población y a calentarse junto a una buena estufa de leña en los tradicionales “cuartelillos”.