Enguera

Enguera

La villa de Enguera, capital de la comarca de La Canal de Navarrés, cuenta con 5.083 habitantes. Tiene una extensión de 241'75 km2 y dista a la capital 70,3 km. Está situada en el suroeste de la Provincia de Valencia, enclavado en el Macizo del Caroche a 320 metros de altitud y se caracteriza por su naturaleza, historia, cultura y tradición. Sus pilares básicos son la agricultura y en menor medida la industria y los servicios. En los últimos años los cultivos agrícolas, en especial la aceituna, han adquirido más importancia. Si hablamos de diversidad geográfica, la Sierra de Enguera, tiene entre las obras de la naturaleza un lugar indudablemente destacado. La Sierra de Enguera posee una extensión de 24.025 hectáreas y está dividida en cuatro zonas: La Redonda, Los Altos, Navalón y La Matea.

HISTORIA

La aparición de unos sílex atípicos en el Llano de Jesús y la existencia de vestigios arqueológicos, son los elementos indicadores de la más antigua ocupación del término de Enguera por humanos desde el Mesolítico (8000-5000 a.C.).
Del Eneolítico final, o de los inicios de la Edad del Bronce (1600 a.C.), son los objetos y restos humanos hallados en la Cueva de la Carrasquilla y en yacimientos como el Castillarejo y la Peña del Tossal.
De la Edad del Hierro, se halla enclavado el poblado del Cerro de Lucena, que refleja las características estructuras de hábitat de los íberos, así como numerosos utensilios y elementos referenciales de esta cultura (fíbulas, piedras de molino y vasos cerámicos).
A partir de la época romana del emperador Augusto (siglo I aC.), la población se fue dispersando por las tierras más llanas del municipio.

Durante el período de dominación islámica, la villa tuvo un momento de efímero esplendor y fue convertida en cabeza de un Iqlim, ya que el castillo de Enguera ocupaba una posición clave dentro del dispositivo estratégico-militar de la zona. Destaca además la permanencia de importantes vestigios de este período, tanto arqueológicos (el castillo de época almorávide) como topónimos que han quedado reflejados en algunas partidas y caseríos de término municipal (Albalat, Benamil, Benacancil, Benali, Benamil, etc).
El paso de la dominación islámica a la cristiana se realizó por el Tratado de Almizra (26 de marzo de 1244), repobló Enguera inicialmente con aragoneses y expulsó a los musulmanes que no quisieron someterse.

Durante tres siglos y medio, la orden de Santiago mantuvo el señorío sobre la villa hasta que Felipe II en 1569, acosado por las deudas que le causaban las guerras en Europa, obtuvo del Papa Pío V la autorización para venderla con todos sus vasallos.
El acontecimiento más relevante del siglo XVIII fue el terremoto de 1748, que posibilitó, tras conseguir una importante ayuda financiera del rey Fernando VI para paliar los daños, iniciar un importante despegue económico fundamentado en las industrias manufactureras de lana, que se mantuvieron como la principal fuente de riqueza durante el siglo XIX y la mayor parte del XX.

RECURSOS PATRIMONIALES

Construida a  finales del siglo XVI por orden del Virrey, Arzobispo y patriarca San Juan de Ribera. El cuerpo central de la Iglesia se terminó en 1645 y, poco después, en 1661 comenzó a edificarse la torre-campanario, de estilo herreriano, que se concluyó en 1737.
Tanto el cuerpo central como el campanario sufrieron desperfectos con el terremoto de 1748, pero ambos fueron reparados respectivamente en 1750 y 1752.
En su interior, podemos encontrar obras de arte de gran valor como:
-El Retablo de la Virgen de Gracia, tabla de estilo renacentista realizada a finales del siglo XV por Paolo de San Leocadio.
-La Pila Bautismal (1628)
-La Cruz Procesional Gótica (principios siglo XV)

Fundado en 1649 y dedicado a San José y Santa Ana es un hermoso templo en forma de cruz latina. La fachada muestra el clásico aspecto de las iglesias carmelitas por la sencillez de sus líneas que se encierran en la parte superior por un frontón. La cruz de la parte superior del frontón, el escudo de la orden religiosa y la imagen de San José en la hornacina situada sobre la puerta forman los elementos decorativos. En su interior destacan los frescos y azulejos y, de manera especial, las tallas de dos leones.

La ermita de San Antonio de Padua, construida en 1886, cuenta con la peculiaridad de ser venerada por un gran número de personas.
La ermita dedicada a San Cristóbal forma un complejo cultural integrado por dos edificios: uno es la capilla y el otro es el ermitorio o la vivienda del ermitaño. Estos se encuentran unidos por un atrio, que en la actualidad sirve de acceso monumental al cementerio.
La capilla tiene planta de cruz latina, cabecera plana, coro sobre el acceso y cúpula. En su interior hay un capitel decorado con motivos vegetales y dos angelitos sobre una de las pilastras que soporta la cúpula.
La ermita de San Rafael, situada junto a la actual residencia de ancianos del mismo nombre, fue fundada en 1886, fue lazareto en sus inicios y posteriormente asilo bajo la tutela y administración de las Hermanas Mercedarias.

Ubicado en el antiguo edificio de correos, construido en 1929 y rehabilitado como el actual museo en 2007 conservando su fachada original de estilo neoclásico. En él encontramos:
Fondos arqueológicos
Se exponen materiales paleontológicos y arqueológicos, encontrados en distintos yacimientos prehistóricos de la sierra de Enguera.
También encontramos materiales de época ibérica, la mayoría encontrados en el yacimiento arqueológico del cerro de Lucena, objetos decorativos, restos cerámicos y grandes vasos decorados.
La colección incluye también un conjunto de vasos de loza gótica valenciana encontrados en la Cueva Santa (Edad Media cristiana).
Pinacoteca de Bellas Artes
En la planta baja del edificio se localiza la sala de exposiciones, conjunto pictórico creado en la década de los años 60 del S.XX, en la que se pueden encontrar tanto exposiciones temporales como obras pertenecientes a la Pinacoteca de Bellas Artes o de los distintos miembros de la familia Garnelo.

Ubicado en las dependencias de la Casa de la Cultura Manuel Tolsá de Enguera, cuenta actualmente con las colecciones museográficas que se explican a continuación:
Casa típica enguerina
Fiel reproducción de una casa y una plaza típicas de Enguera, dentro de las cuales se ven representados varios períodos cronológicos que abarcan desde finales del siglo XIX hasta inicios de la segunda mitad del XX.
Enguera, villa industrial
Es un viaje por la historia del sector textil enguerino, desde el siglo XVIII hasta la actualidad.
Enguera y su pasado agropecuario
Espacio dedicado a recoger aquellas tareas agrícolas (la vid, la miel, los cereales y el olivo) que, a través de los siglos, ha desarrollado el hombre y la mujer enguerina para conseguir subsistir.
Archivo de fotografía antigua
Recopilación de todas aquellas fotografías del pasado: de lugares, personas y ambientes sociales, que de alguna forma han contribuido a escribir la historia de Enguera.

Edificación defensiva de origen musulmán realizada en los siglos XI y XII quedando incorporado en  1244 a la corona de Aragón. Actualmente presenta un estado de deterioro debido a la destrucción ordenada por Pedro IV en 1365 y el terremoto de 1748.
El castillo de la Encomienda de Enguera ha destacado a lo largo de su historia por su alto valor estratégico. Tras la reconquista y su donación a la Orden de Santiago, el castillo, se integra en una red de construcciones similares cuya función principal es realizar un control efectivo del territorio y favorecer su defensa en caso de conflicto. Recientemente ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

- La Cueva de Los Muertos o de las Maravillas, del periodo del Bronce (1800 a 800 a.C)
- El Castillarejo de la Edad de Bronce (1800 a 800 a.C)
- Jácara II, Peña del Tosal y Alto de la Víbora, de la Edad de Bronce
- Poblado íbero del Gatillo siglo V-IV a.C
- Poblado íbero de Toñuna siglo III-II a.C
- El Poblado Ibérico de Lucena
Considerado el mayor descubrimiento en la comarca. Situado entre el siglo III y la primera mitad del Siglo I a.C
- La Cueva Santa
Es una sima con grabados parietales fechados en la Edad Media, que cubren techo y paredes. Se hallaron también huesos humanos, de jabalí y de ciervo.
- Abrigo del Charco La Pregunta. Abrigo con pinturas rupestres en el que se observan dos figuras de estilo Levantino, un ciervo y un arquero (finales del V Milenio ,principios del IV a.C)

RECURSOS NATURALES

El GR-7 es un Sendero de Gran Recorrido que une el estrecho de Gibraltar con el Peloponeso. Como sendero de gran recorrido está balizado con señales rojas y blancas. Se trata del primer sendero de gran recorrido que se señalizó en España (se inició en el 1974). Cruza la Comunidad Valenciana de norte a sur atravesando las comarcas de la Serranía, la Hoya de Buñol- Chiva, el Valle de Ayora- Cofrentes, la Canal de Navarrés, la Costera y la Vall d´Albaida.

El punto de inicio de esta ruta se encuentra en el Pico del Caroig situado a 1126 m de altura, discurre por la muela de Bicorp, atravesando ramblas como la del Río Fraile y entra en el término de Enguera por el Collado de Alambín cruzando el Río Grande llegaremos a nuestro destino (el paraje del Llano de las Estacas) situado en Enguera.

El recorrido se inicia en el Llano de las Estacas (situado en Benali) , nos dirigiremos hacia Venda Boquella atravesando el Alto del Atochar, Solana de la Guarañonera, Pocico del Hinojo, Umbría Casa Mollá, Altos de Tintorero y el Calderón, Pista de la Maravillosa, Lecho del Barranco de la Hoz, para salir dirección Barranco Boquella hacia el término de Mogente.

Esta arteria ha sido concebida para el pausado conocimiento de las montañas que componen el Macizo del Caroig, a caballo sobre tres comarcas, la Canal de Navarrés, la Costera y la Ribera Alta. Con más de trescientos kilómetros de ruta senderista, está distribuida en 15 etapas que conectan 23 municipios.

Procedente del municipio de Montesa y tras su paso por el Castillo de Enguera, la etapa inicia su recorrido en la entrada del municipio de Enguera. Arranca un camino agrícola que sale en ángulo de la carretera a la altura de la Cruz de Piedra, dirección Albufera de Anna.

La etapa arranca desde el Caserío de Benali, iniciando sus primeros metros por la carretera CV-584, toma un desvío a la derecha en el cruce con la Cañada Real de Almansa, circula por esta vía hasta llegar a la Cruz de Galimo, donde gira a la derecha dirección Fuente Huesca. Circula por una pista forestal amplia que bordea la Casa de la Cebolleja tomando la dirección Serradores y Casa de la Matea. El sendero en este punto atraviesa la C-322 para ascender a los Altos de Salomón (1028 m / altitud), a partir de aquí se inicia un descenso buscando los caseríos de Hoya Redonda, Santich, Casas de Requena, circula junto a la Casa Forestal de las Arenas y finalmente llega al Caserío de Navalón, pequeña aldea de la Sierra de Enguera, con servicios de camping, casas rurales, restauración y actividades de ocio. En este punto es recomendable degustar la gastronomía de la zona.

La etapa inicia su andadura en la pedanía de Navalón, para tomar el camino de las Casas de Reig, asciende por una larga cañada de campos de cultivo hasta la intersección de una carretera asfaltada que nos lleva al caserío del Corral de Blay, y una vez pasado este, a la derecha dejamos la Casa de los Brunales y a su izquierda la Chifarrea. El sendero abandona el término municipal de Enguera para adentrarse en Fuente la Higuera y atravesando las fincas de Truenas y Torre Talladainicia el descenso hacia su casco urbano, cruzando la autovía Valencia – Albacete.

Junto a la población de Enguera, se encuentra el paraje natural municipal Umbría–La Plana con 400Ha es un ejemplo característico de lo que nos podemos encontrar en el resto de su extenso término.
A lo largo del recorrido podremos encontrar varios yacimientos arqueológicos (poblado íbero y La Peña del Tosal que corresponde a la edad de bronce). También podremos apreciar el castillo de La Encomienda y contemplar la fauna y la flora característica de este valle.

Partimos de la fuente de La Mota (situada a 318 metros de altitud) en dirección a un paraje denominado Corral de la Campanilla. Una vez nos encontremos en él podremos coger una derivación que nos conducirá al yacimiento de la edad de bronce llamado Peña del Tosal o continuar con nuestro recorrido que nos llevará a la Umbría del Sastre. Seguiremos por este sendero hasta llegar a un cortafuego por el cual realizaremos un acusado descenso, para llegar a la fuente Lucena mediante la cual lograremos llegar rápidamente al Cerro de Lucena. En el Cerro podremos visitar el poblado íbero.
Una vez finalizada la visita descenderemos en dirección al castillo. Descenderemos hacia Enguera a través de la Calle San Antonio de Padua o por la calzada medieval, que nos conducirá hasta el centro histórico donde finaliza este sendero.

Tiene su inicio en el centro de ecoturismo y formación (Teuralet), situado en Navalón. El sendero sigue dirección NE, pasando cerca de la Fuente del  Fangachar. A unos 150 m de esta fuente el sendero toma la dirección hacia NO para llegar hasta el lecho del Barranco de la Hoz. Una vez realizado el descenso, el sendero vuelve a tomar dirección NE. Tras recorrer una distancia de unos 900m, podemos visitar dos antiguos caseríos; la casa de la Almácera y el caserío de Benacancil.
Una vez realizada la visita nos dirigiremos hasta el punto donde habíamos descendido previamente al Barranco de la Hoz. Siguiendo el sendero en dirección O, pasamos la Fuente de la Tejedora y si seguimos caminando llegaremos a la Fuente de los Bujes. Desde la Fuente los Bujes en dirección SE, comenzamos a descender por una pista forestal. Una vez en este punto, deberemos seguir andando hasta pasar las Casas del Tejarico y tomar el sendero en dirección NE hasta llegar al punto de partida.

Para llegar a este sendero hay que recorrer la carretera local  CV-584 que une el municipio de Enguera con el caserío de Benali. Sus características morfológicas y su microclima convierten este barranco en refugio ideal para la cabra montés.
Itinerario:
El recorrido empieza en el caserío de Benali donde deberíamos dirigirnos a la Cuesta del Atochar donde podemos encontrar un panel informativo con toda la información importante sobre la ruta.

Empezamos a caminar por una pista forestal por la que discurre el sendero, a cinco minutos del punto de partida encontramos un yacimiento íbero, llamado El Gatillo.
Podemos coger el camino de la derecha donde nos conducirá al Puntal del Gatillo o podemos tomar el camino de la izquierda por el cual podremos llegar al Barranco del Gatillo, ideal para descansar y disfrutar de la naturaleza y del entorno que nos envuelve en este punto del recorrido. Seguiremos con nuestro camino por la solana del barranco. A continuación, subiremos dirección N, atravesando un abrigo para llegar a la pista forestal, la que viene de la partida Pina Oscura hasta la de Faracuat.
Una vez nos encontremos en este punto, cogeremos el camino de la izquierda para llegar a la Cañada Real de Almansa tras caminar unos 1200 m por la Pinada.

Una vez en lo alto nos encontraremos con la Cañada Real, que viene desde el término de Chella. Continuando unos 1500m hacia la izquierda para llegar a la entrada de la Casa de la Venta. Desde esta casa nos dirigiremos a la carretera de Benali donde nos podremos enlazar al GR-7.
Si seguimos esta ruta podremos llegar a la solana del Barranco de la Carrasca, la Fuente del Balagre y la Cueva de La Teresa. El sendero acaba en un pequeño bosque de rodenos y carrascas, junto a la carretera CV-584.

Este sendero, con un desnivel de 450 m,  se describe dentro del  PRV-298, considerándose en la actualidad como una variante de éste. Tiene comienzo en la población de Enguera, concretamente en la Fuente de la Mota, donde está colocado el panel informativo de donde arranca el sendero.

Itinerario : Con un desnivel de 700 m, para llegar a nuestro punto de partida debemos coger la carretera local CV-584 hasta llegar al Caserío de Benali. En este punto encontraremos un panel informativo del sendero del Barranco de la Carrasca.
Una vez comenzado el sendero tras andar unos 400 m, llegaremos a un poste señalizador. Seguiremos caminado a través del sendero y descendiendo progresivamente hasta encontrarnos en el Barranco de la Carrasca, donde podremos disfrutar del encanto del paisaje así como también de la tranquilidad que nos ofrece el lugar. Una vez, estemos en el Barranco deberemos andar un kilómetro aproximadamente para llegar al paraje de los Charcos, lugar donde aparece otro panel informativo en el que nos muestra que seguimos correctamente el sendero. Desde este lugar, si seguimos dirección al GR-7 hacia la izquierda llegaremos, hasta el Abrigo del Mudo.
Después de ésta parada, seguiremos el sendero realizando un fuerte ascenso hasta la Casa de Pepe Rafael, desde ésta, por el camino, alcanzaremos la Casa de Palop.
El último tramo del trayecto, prácticamente llano, nos conducirá, bordeando los campos de cultivo  hasta el panel informativo del sendero, próximo a la carretera de Enguera a Benali.

Los Cucos de Enguera son elementos característicos del paisaje agrario Enguerino y forman parte del legado de nuestros antepasados. Son construcciones que se levantan en las fincas de secano y generalmente se encuentran alejadas del núcleo urbano.

El recorrido transcurre a través de 14 Cucos de la Sierra de Enguera dando a conocer el entorno en el que se encuentran y su historia.

La Sierra de Enguera alberga en su interior diversos emplazamientos que fueron alquerías del período musulmán y que en la actualidad conservan casi intactas su primitiva morfología, mostrando al visitante un modelo de hábitat que sintetiza y materializa la cultura rural local.

-    CASERIO DE BENALI
Se encuentra a 18 km. de Enguera, es un claro exponente de una alquería de origen musulmán, Este caserío disponía antiguamente de una torre, La Torre de Benali, hoy desaparecida y de la que solo aparecían parte de sus restos adosados a las viviendas cercanas, que proceden de época más reciente .

-    CASERÍO DE NAVALÓN
Navalón es una pedanía de Enguera, situada en la serranía enguerina, al extremo occidental del término, punto de partida para realizar excursiones a los caseríos del Puntal, Casas de Requena, Santich, Hoya Redonda y Corral de Blay. Este grupo de casas se contempla en el paisaje final del trayecto partiendo de Enguera.

FIESTAS

El domingo siguiente al 13 de junio se celebra en la ermita del caserío de Benali una romería dedicada a San Antonio en la que se realiza una procesión en plena naturaleza a través de los caminos cercanos.

En enero la celebran los labradores en honor a San Antonio Abad y San Isidro Labrador.
Como actos principales destacan la recogida de leña en el monte para conformar la hoguera que se quema en la Plaza de la Iglesia, pasacalles, chocolatá y la popular tirá de caramelos por toda la población. Todo ello otorga a esta fiesta un marcado carácter divertido y popular.

La pedanía celebra las fiestas en honor a sus patronos, las fiestas dedicadas a la Virgen de Belén entorno al 8 de mayo y las celebradas el último fin de semana de agosto al Cristo de la Montaña.

Se realiza en torno a la ermita situada al final de la calle que lleva su nombre, cada 13 de junio por sus propios vecinos. Una celebración muy popular, cuyo acto principal es la procesión en honor al santo donde es habitual que las mujeres casaderas lancen piedras a la imagen antes de su llegada a la ermita ya que se le atribuye la pintoresca tradición de conceder novio.
Además, durante el fin de semana próximo se realizan actividades de todo tipo, como bailes, espectáculos pirotécnicos, concurso de Gachamiga o animación infantil.

Son las fiestas más importantes, se celebran en honor de los patronos de la villa, San Miguel y la Virgen de Fátima, el 29 y 30 de septiembre respectivamente.
Se programa cada año una intensa semana en la que se combinan actos religiosos y profanos de todo tipo y para todos los gustos; actuaciones musicales, competiciones deportivas, procesiones, concursos gastronómicos, exposiciones culturales, danzas enguerinas, pasacalles, vaquillas, toro embolao y feria.

TRADICIONES

Los productos agrícolas son relevantes dentro de la economía local y especialmente, por su transcendencia, el aceite de oliva  que produce la Cooperativa del Campo bajo la marca “El Campiñero”.

Debido a la riqueza de flora de la Sierra de Enguera, la miel recolectada es de gran calidad.

El vino, fruto de una esmerada elaboración por “Bodegas Enguera”, cuenta con una amplia gama de vinos de calidad.