Moixent

Moixent

Moixent cuenta con una población de 4378 habitantes. Se encuentra enclavado en la comarca de la Costera entre las poblaciones de Vallada y la Font de la Figuera. Se sitúa a 337 metros sobre el nivel del mar, y su posición geográfica permite una buena comunicación por autovía y ferrocarril con importantes poblaciones cercanas como Xàtiva, Canals, Ontinyent o Almansa, así como con capitales como València y Madrid. Además, Moixent disfruta de un extenso término municipal (más de 150 Km2), por el que discurre el rio Cañoles. Destaca por su elevada masa forestal y por su agricultura tradicional de vides, olivos y otros cultivos , que en la actualidad ceden terreno a las nuevas economías sostenibles (vinos ecológicos, masías rurales, escalada, cicicloturismo). No obstante, la principal riqueza del municipio procede de las fábricas de muebles de ratán, médula y bambú; derivados de la madera y de la transformación agrícola; así como también del sector servicios, cada vez más desarrollado. La posición geográfica de Moixent fue muy relevante en la historia del municipio, ya que se caracterizó por una fuerte posición estratégica de control y defensa del territorio. Además, fue ruta de tránsito de personas y mercancías entre la Meseta castellana y el litoral valenciano, desde la Vía Heráclea de los íberos y cartagineses, pasando por la Via Augusta de los romanos, la calzada islámica y el camino real de Xàtiva a Toledo, provocando así el paso por Moixent de distintivas personalidades de la Historia de España. Actualmente, dicha posición se beneficia del paso del ferrocarril de València a Madrid, la autovía València-Albacete, o el tren de alta velocidad (AVE).

HISTORIA

En tiempo de los iberos, cerca de la meseta de 'les Alcusses' (la parte más fértil y cultivada del término), fructificó un importante poblado fortificado, denominado en la actualidad la Bastida (425-325 a. C.). Aquí exhumaron los arqueólogos la figurita de hierro del célebre 'Guerrer de Moixent', una de las joyas más relevantes del arte ibérico valenciano.
En tiempo del califato Omeia (siglo X) los musulmanes de la alquería moixentina cultivaban la huerta y, sobretodo, los apartados secanos de cereales de 'les Alcusses'.

En un documento de la cancillería real fechado en 1257, figura Moixentcomo una localidad islámica conquistada pocos años atrás (en 1245) , con su Torre de 'els Coloms' y el castillo almohade acabados de edificar (1172-1200). Todo estaba preparado para establecer aquí una villa nueva de cristianos, una puebla de valencianos.
El 2 de diciembre del año 1303, el señor feudal Gonçal Garcia Mazo de Liçana otorgó la carta puebla de Moixent y 'les Alcusses'. En ella, se encargaba a catorce repartidores catalanes y aragoneses el cometido de dividir la tierra de labor en 200 lotes para 200 familias de colonos, que son los antepasados de los actuales moixentins.
El año 1510 fueron empadronadas 139 familias de moixentins, que eran ya 360 en 1600 (unos 1.600 habitantes) , gracias a la colonización de secanos para plantar viñedos, los vinos de la que se exportaban masivamente a las ciudades castellanas. A raíz de la expulsión de los moriscos (1609) , se produjo una crisis por la marcha súbita de muchos pobladores. Pero la villa se recuperó, sobretodo durante los siglos XVIII y XIX, que continuó destacando sobretodo Moixent por su producción y mercadeo vinícola.

En el siglo XIX, tiempo de terratenientes del viñedo y de masías y extensas heredades, Moixent sufrió los efectos de la lucha entre carlistas y liberales, como el resto de la comarca. Posteriormente, sucedió el desastre del Año Diez (1910) , cuando la plaga de la filoxera arruinó todos los viñedos del término y obligó a mucha gente a emigrar. No obstante, desde mediados del siglo pasado, Moixent se ha consolidado como un pueblo económicamente próspero y con muchos atractivos para vivir.

RECURSOS PATRIMONIALES

El Museo Histórico Artístico de Moixent ofrece la oportunidad de realizar un viaje a través de la historia de la villa de Moixent. Se inicia el recorrido por sus hallazgos más antiguos, pertenecientes al período Neolítico (5000 3000 a.c.), hasta llegar al Renacimiento (siglo XVI), pasando antes por la cultura íbera, romana y mulsumana.
De especial relevancia son los hallazgos de la Bastida de les Alcusses, procedentes del yacimiento arqueológico, la necrópolis del Corral de Saus, la zona del Bosquet y la Torre Mora (Torre dels Coloms).

Se sitúa en la Capilla de las Santas Reliquias, datada en el siglo XVI. Una capilla que pertenece al antiguo convento de franciscanos dedicado a San Antonio de Padua, que se encuentra rehabilitada para albergar un espacio dedicado al ilustre vecino de Moixent, Fray Cristóbal Moreno del Camino “Padre Moreno”.

El guión de la exposición sigue el itinerario de su vida, un viaje que se inicia en una pequeña localidad de la Costera, Moixent, en el siglo XVI y que llevará a conocer el epicentro de la cristiandad, Roma, pasando por la corte española y por la ciudad de València.
En primer lugar, la exposición llevará al visitante a conocer la trayectoria de la vida del personaje. En segundo lugar, muestra el contexto social, político y religioso en el cual vivió el Padre Moreno. Por último, se hace referencia a la presencia del personaje en el ámbito de la devoción popular local.

El último día de las Fiestas Patronales, dedicado a las Veneradas Santas Reliquias, es tradición, durante el transcurso de la procesión, hacer una parada en dicha capilla donde se cantan los Gozos a las Santas Reliquias i se conmemora al Padre Moreno y a las reliquias consagradas de muchos mártires cristianos.

El Guerrer de Moixent, es una pequeña figura de bronce de 7,3 cm de altura hallada en la Bastida de les Alcusses en 1931, y que data del siglo IV o V a.C. Dicha figura representa una jinete guerrero íbero subido a un caballo.
Actualmente, dicha estatuilla se encuentra bajo custodia del Museo de Prehistoria de València, y se ha convertido en un símbolo muy importante del pueblo de Moixent.
Además, se pueden encontrar diversas réplicas de dicha estatua en el Parque del Hospital en la ciudad de València, en la Avenida del Guerrer de Moixent en la entrada del municipio, y en la entrada de la Bastida de les Alcusses.

Data del siglo XIV, y es de estilo gótico. Se conoce un documento de 1393, en que el rey Juan de Aragón concede en Tortosa al señorío de Moixent el “derecho de cadena”, que es el cobro de un peaje a las personas y mercancías que necesitaran pasar el puente para acceder a la ciudad, con la obligación de poder mantener el castillo, los caminos, etc.

Se conoce así a la ajardinada calle del Padre Moreno. En dicho jardín se encuentra un busto conmemorativo del Padre Moreno, al cual se le hace una ofrende el día de los difuntos dentro de la Semana de Fiestas Patronales.
Además, al final del jardín podemos encontrar la Casa Colomina, posiblemente la más grande de todo el municipio, y que posee de una gran fachada con un retablo de Jesús Nazareno. Es propiedad de la familia Colomina y actualmente sigue siendo habitada por miembros de dicha familia.

Torre Albarrana  o exterior que se situaban fuera del recinto del castillo, generalmente unidas por una muralla, o más raramente, como en este caso, aisladas. En este caso defendía tanto el castillo, como el camino de acceso, y probablemente el azud.

'A lo largo del tiempo se ha llamado de diversas maneras. A veces, el nombre de 'Torre dels Coloms' puede resultar extraño hoy entre los vecinos de Mogente, donde se la llama 'torre mora' o simplemente 'La torre'. Según cuentan, en su día fue utilizado por los colombicultores, de donde ha cogido el nombre.'

Iglesia dedicada a San Pedro Apóstol, que fue construida entre 1880 y 1889. Es considerada uno de los templos religiosos más grandes de la comarca de la Costera.

En la parte exterior, se puede observar una bonita fachada en la que destaca en su centro un rosetón acristalado de estilo neogótico. En su lateral derecho, posee una torre Campanario en aguja que contiene ocho campanas y una matraca. Además, se pueden observar dos esbeltas cúpulas de teja azul, una de grandes dimensiones y grandes ventanales en el crucero de la nave central, y la otra más pequeña perteneciente a una de las capillas del templo, la del Santísimo Sacramento.

En su interior podemos observar en primer lugar el Altar Mayor situado en la nave central, el cual está presidido por la imagen de San Pedro Apóstol, titular de la parroquia. El Altar Mayor, está decorado en sus dos laterales con doce grandes retablos pintados al óleo por Don Salvador Gil, que cuentan la vida de San Pedro y del Padre Moreno. En la nave central encontramos también un púlpito de estilo bizantino, así como retablos de madera representando el Via crucis.

En la misma entrada de la parroquia por el lateral izquierdo, encontramos la Capilla del Santísimo Sacramento o como la conocen los feligreses de la parroquia como “Capilla de la Comunión”, construida en 1917. Ésta se encuentra presidida por la imagen de la Piedad de Nuestra Señora, conocida como “La Dolorosa”, datada en 1943, y por el Santísimo Sacramento del Altar. Es una capilla bastante frecuentada dado que allí se practican las confesiones de los feligreses.

Mirando hacia el Presbiterio a mano izquierda se encuentra la Capilla de las Santas Reliquias, presidido por un retablo de madera del siglo XVIII, procedente de la anterior parroquia, y en el cual se encuentra un Relicario que contiene Reliquias de los primeros mártires de la Iglesia Romana. Dichas reliquias fueron un regalo del Papa Sixto V al Padre Moreno, el cual las trajo para el Convento de Moixent traidas por el Venerable Padre Moreno en 1582 y en 1587.
Además, a mano izquierda, se puede observar un sepulcro de mármol colocado en una gran hornacina donde se encuentran los restos mortales del Padre Moreno.
En la parte derecha, se encuentran los bustos-reliquiarios de Santa Cordula y Santa Úrsula, que fueron las primeras reliquias en llegar a Moixent en 1852 por el Padre Moreno, regalo de la Emperatriz María de Austria. Además, están exhibidos al público unos murales que contienen los documentos de la época, acreditativos de la autenticidad de las reliquias.

Fue construida en 1899. Su acceso se inicia desde el barrio de Santa Ana, donde se une con un camino serpenteante en el cual se encuentran representadas las estaciones del Via crucis hasta finalizar en la misma puerta de la ermita. A su lado, se encuentran los restos de un pequeño acueducto de un antiguo molino de harina.

En dicha ermita se celebran eucaristías importantes para el barrio de Santa Anna, como son San Cayetano, o Santa Ana. Además, se encuentra la imagen del Stmo Cristo del Monte Calvario, el cual es llevado en procesión en el Vía Crucis y en el Santo Entierro en la Semana Santa. También en la procesión de la Bajada del Cristo una semana antes de las Fiestas Patronales, y de la Subida del Cristo el penúltimo día de las Fiestas Patronales.

Desde arriba se pueden contemplar bonitas vistas de la población.

Necrópolis ibérica descubierta en 1971, y que data entre el siglo V y III a.C. Se encuentra localizada en la partida de Garamoixent, en la finca del Corral de Saus.
Entre los descubrimientos más destacados podemos encontrar varias tumbas escultóricas, un busto, amplias zonas empedradas, bloques con restos decorados, o tumbas protegidas con piedras pequeñas. Además, cerámicas que destacan por una decoración geométrica i floral, zoomorfa con aves y peces, esfinges y humana.

No muy profunda, pero espectacular por sus estalactitas y de poca dificultad.

La torre Mora o “Torre dels Coloms” es la única pieza que queda en pie, junto a algunas paredes de la muralla derruidas, de la fortaleza del castillo de Moixent. Data de época almohade. En la actualidad se encuentra restaurada pudiéndose visitar y adentrarse en su interior. Además, desde su parte más alta se puede contemplar el paisaje de Moixent.

La Cueva del Padre Moreno, se encuentra justo debajo de la “Torre dels Coloms”. Es muy conocida entre los habitantes de Moixent por su famosa leyenda sobre el Padre Moreno durante los tiempos de la peste en la población. También es de fácil acceso.

Visitar La Bastida de les Alcusses, es similar a realizar una visita completa del pasado. Fue una de las ciudades más importantes del norte de la Contestania ibera en el siglo IV a.C. sin embargo, desconocemos su nombre, como también las causas históricas que motivaron su destrucción y su abandono hacia el 325 aC., después de una corta existencia, sobre los 100 años, en el período de máximo apogeo de la Cultura Íbera.

Las excavaciones arqueológicas realizadas por el Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputación de València entre los años 1928 y 1931 descubrieron, aproximadamente, la mitad de la superficie de la ciudad. La magnitud de sus restos constructivos y la riqueza de los hallazgos, entre las que destacan una lámina de plomo con escritura íbera, figuritas como la del “Guerrer de Moixent”, gran cantidad de instrumentos de hierro y una variada vajilla de cerámica, hicieron que este yacimiento fuera declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1931.

La Bastida ocupa una de las cimas más alargadas del sistema montañosa de la Serra Grossa, a 741 metros de altitud y limita al norte de les Alcusses y al sur con el valle de Fontanars dels Alforins. Ocupaba una extensión aproximada de unas seis hectáreas y estaba defendida por una doble muralla, que llegaba a al alcanzar los ocho metros de altura, contando con cuatro puertas de acceso, que estaban controladas por grandes torreones.

Al parecer, el poblado ibérico de Moixent fue abandonado con gran precipitación a causa de un violento ataque, sin que hubiera ocupación humana posterior. Desde que fue descubierto en 1909 se ha excavado algo más de la mitad del recinto, habiéndose localizado cerca de trescientas casas.

El nombre de la “Bastida de les Alcusses” le fue asignado debida a las muchas alcuzas (lámparas de aceite de la época de los íberos, denominadas alcusses en valenciano) que fueron halladas allí.

En la actualidad, el Museo de Prehistoria ha reanudado las investigaciones en la Bastida con un amplio proyecto de excavaciones, restauración y difusión del yacimiento con el fin de mostrar a todos los visitantes la importancia del patrimonio arqueológico y, al mismo tiempo, la posibilidad de descubrir cómo vivían los iberos. Por ello, desde hace unos años, se celebra en el tercer fin de semana del mes de septiembre, una jornada de puertas abiertas para entrar en el poblado ibérico, donde se teatralizada la vida de los íberos, jornadas que están teniendo mucho éxito.

RECURSOS NATURALES

Acogedor rincón bajo la sombra de una morera. Desde él podemos observar en lo alto, por un lado, la cueva del Padre Moreno y la “Torre dels Coloms”, y por otro, el Calvario. Por él pasa un riachuelo procedente de las aguas que caen de las montañas del Bosquet, i que desembocan en el rio Cáñoles a su paso por la población. Es principalmente frecuentado la noche de San Juan por los vecinos y vecinas del Municipio.
Contiguo a este paraje se encuentra, también restaurado y todavía en uso el Lavadero Público de Moixent.

De visita obligada, es quizá el lugar con mayor atractivo turístico. Se trata de un pantano del S.XVIII levantado por Pascual Caro, administrador del Marqués de la Romana, con el fin de suministrar un sistema de regadío a sus numerosas huertas. Todavía pueden contemplarse muchos restos de las canalizaciones ya que el Bosquet todavía está en uso. Construido con dos muros de contención, destacan los contrafuertes  del muro exterior a manera de fortaleza. También podemos ver, cerca de la casa y entre las carrascas, los restos de una antigua nevera circular, hoy tapada.
Se llega por un angosto y bello barranco que contiene varios abrigos con pinturas rupestres.También llaman la atención una cantera, situada enfrente del Pozo de San Juan, y una formación rocosa conocida como Escala de la Donzella, sobre la que existe una curiosa leyenda de origen medieval.

Es una de las más famosas y visitadas. Es bastante profunda, con algunos tramos dificultosos, pero no con exceso.

En esta loma existen al menos tres cavernas de muy diferente categoría. Las dos más elevadas no ofrecen demasiada dificultad.

Se trata de un recorrido circular, que saliendo desde la Plaza de la Hispanidad y pasando por las calles Mayor y Arrabal nos lleva hacia la
zona de Hortes Velles, donde veremos un poste señalizando la dirección.
Pasaremos por lugares de interés como el Molí de Bas, la Casa de la Punta (donde vadearemos el río Canyoles), y dirigiéndonos hacia arriba cruzaremos la carretera Moixent-Vallada para subir hacia la Umbría de Bellús, y por el transformador bajaremos por la calle Santa Bárbara a la Plaza de la Iglesia, y por la Plaza Mayor y calle de la Cadena volveremos a la Plaza de la Hispanidad.

La ruta valenciana del Camino de Santiago discurre por cinco comunidades autónomas, siendo la primera de ellas la Comunitat Valenciana, con 111 km.

Primera    etapa:    saliendo desde   la Casa  la  Punta cruzamos el río Cáñoles, y dejando a la izquierda El Regadiu llegamos al   cruce del    camino    de Vallada, seguimos por la derecha a Moixent  entrando por la C/Arrabal y saliendo por la avenida de Les Alcusses. Seguimos la carretera de Fontanars dels Alforins hasta el km  4. Unos metros    más adelante está señalizado  el Camino de Santiago a la derecha y seguimos la señalización hasta la Casa Rabosa.

Segunda etapa: salimos    de    la    Casa Rabosa    pasando varias masías como el  Mas de Montserrat, Casa Canyaes,    Casa Soler,    entre    otras, hasta llegar al término de La Font    de    la Figuera.  Durante    el    recorrido nos    encontramos con los cultivos de secano (olivo,    vid,    cereales, frutales, etc). En el Ayuntamiento se cuñan las credenciales, y se podrá pernoctar en las instalaciones de la Cruz Roja.

Iniciaremos la ruta en el límite del término municipal de Moixent con el de La Font de la Figuera. Dejaremos la localidad para seguir la ruta durante 17 km a través de un camino de tierra. A lo largo del recorrido podremos ver según temporada los campos en pleno proceso de productividad o bien en su periodo de barbecho pasando por masías y casas de campo que en su día fueron lugares en los que familias enteras vivían y trabajaban las tierras. El recorrido transcurre a lo largo del valle de les Alcusses, lugar de interés para todo amante de la naturaleza y que por su belleza y calidad productiva se ha merecido su comparación con la Toscana Italiana.
Algunas de las masías por las que pasaremos son: la Casa Rabosa, el Mas de Montserrat, la Casa Oràa o el Altet de Garrido. Una vez en el cruce de la carretera que va de Moixent a Fontanars dels Alforins giraremos a la izquierda y seguiremos andando unos 4 km. hasta llegar al casco urbano para buscar la calle Mayor para enlazar con la calle Arrabal donde cogeremos la carretera que va de Moixent a Vallada. Aproximadamente a 1Km, el camino se divide en dos tomando el de la izquierda que nos llevará hasta el río. Una vez cruzamos el puente continuaremos por el camino que queda a nuestra derecha, el cual nos llevará hasta el final de nuestra etapa, la casa La Punta.

RUTA NO HOMOLOGADA

Ruta lineal que iniciaremos en la Plaza de La Hispanidad en dirección a la fuente de Santa Ana (también conocida como fuente de Villapetorro) para seguir hacia El Bosquet siguiendo la carretera que nos indica un panel próximo. Más adelante dejaremos el lavadero municipal a nuestra izquierda para continuar el camino asfaltado hacia El Bosquet. Este angosto recorrido nos deja curiosidades de las que poder disfrutar, como una formación rocosa natural conocida como la Escala de la Donzella con una leyenda asociada de época musulmana y la roca de las dos caras (conocidas como las del mono y la del moro). Recorrida esta distancia seguiremos la señal indicativa que nos llevará hasta el paraje natural de El Bosquet, presa que data del siglo XVIII y cuyo objetivo era el embalse de agua para fines agrícolas. En la actualidad este espacio está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) desde el año 2005.

RUTA NO HOMOLOGADA

Ruta lineal que iniciaremos en la Plaza de La Hispanidad en dirección a la fuente de Santa Ana (también conocida como fuente de Villapetorro) para seguir hacia El Bosquet siguiendo la carretera que nos indica un panel próximo. Más adelante dejaremos el lavadero municipal a nuestra izquierda para continuar el camino asfaltado hacia El Bosquet. Este angosto recorrido nos deja curiosidades de las que poder disfrutar, como una formación rocosa natural conocida como la Escala de la Donzella con una leyenda asociada de época musulmana y la roca de las dos caras (conocidas como las del mono y la del moro). Recorrida esta distancia seguiremos la señal indicativa que nos llevará hasta el paraje natural de El Bosquet, presa que data del siglo XVIII y cuyo objetivo era el embalse de agua para fines agrícolas. En la actualidad este espacio está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) desde el año 2005.

RUTA NO HOMOLOGADA

Saldremos desde la Plaza de la Hispanidad y continuaremos por la carretera de El Bosquet hasta llegar al lavadero municipal para iniciar la subida a la Cueva del Padre Moreno.  El lugar conjuga diversas épocas históricas. Un ejemplo es la almohade, de cuyo periodo hoy en día se conservan los restos de un castillo. Accederemos a él a través de una senda por    la que iremos ascendiendo hasta la cruz que se encuentra en el punto más alto. Desde aquí disfrutaremos de espectaculares vistas. Formando parte de lo que en su día fue una fortaleza se encuentra, en el otro extremo de la montaña, una Torre    de la misma época, conocida como Torre dels Coloms. En la actualidad     se encuentra restaurada pudiéndose visitar y divisar desde su parte más alta las poblaciones cercanas.

RUTA NO HOMOLOGADA

Ruta circular en la que salimos desde la Plaza de la Hispanidad hacia el calvario.

Siguiendo los casalicios devocionales llegaremos hasta la ermita. De aquí partiremos hacia la conocida como Casita de Papel. Seguiremos por el camino asfaltado hasta llegar a un cruce de caminos por el que continuaremos  recto y antes de llegar a la carretera de les Alcusses, nos detendremos en las ruinas de lo que fue uno de los palacios del Marqués Romana. A pocos metros más adelante giraremos a la derecha para enlazar con la carretera que nos llevará de regreso hasta el casco urbano.

RUTA NO HOMOLOGADA

Ruta circular en la que salimos desde la Plaza de la Hispanidad hacia el calvario siguiendo los casalicios devocionales hasta la ermita. De aquí subiremos hacia la conocida como Casita de Papel a la que llegaremos por un serpenteante camino en la roca. Desde este punto seguiremos por el camino asfaltado hasta llegar a un cruce de caminos donde giraremos a la izquierda bajando hacia Les Moreretes. Desde este lugar enlazaremos con la carretera que une el embalse de El Bosquet con el municipio, para regresar al casco urbano.

RUTA NO HOMOLOGADA

Se trata de una ruta lineal, partiremos desde la plaza de la Hispanidad, y siguiendo la carretera de Navalón pasamos por la Torre de Pablanch; desde aquí seguimos hasta la zona recreativa de la Solana donde entraremos por el camino de la izquierda al Depósito de la Solana, y bajaremos siguiendo la tubería del agua hasta el Pozo de la Solana. Una vez aquí seguimos el camino hacia la derecha y, pasando junto al algarrobo de la hora, seguimos hasta el cruce de caminos privados donde deberemos dar la vuelta y regresar hacia Moixent. Al llegar al pozo continuamos por el camino que bordea el río hasta llegar a la autovía, siguiendo el camino por la izquierda hasta llegar a la Torre de Pablanch y tomando la carretera que nos llevará hacia el pueblo y de nuevo a la Plaza de la Hispanidad.

RUTA NO HOMOLOGADA

Ruta circular, de dificultad media, en la que salimos de la Plaza de la Hispanidad por la calle Santa Bárbara hasta el transformador por donde subiremos hasta el Altet del Pi. Seguimos hasta el camino de Camp Redó, dejando Camp Redó a la izquierda, nos desviamos a la derecha, bajando por el camino que nos llevará a la carretera del Bosquet, y seguiremos unos 300 metros. Dejando la carretera que va a Ontinyent nos desviamos a la derecha hasta la Casa La Bassa, y por la izquierda del Bosquet cogemos el sendero que bordea el embalse y atravesando la chopada, a nuestra izquierda sale el camino que entre ésta y el área recreativa nos llevará, bajando una pendiente, a buscar la carretera que se dirige hacia el pueblo pasando por el Pozo de San Juan, Les Moreretes y la Cueva de los Gitanos, hasta llegar de nuevo a la Plaza de la Hispanidad.

RUTA NO HOMOLOGADA

Ruta circular, de dificultad media, en la que saliendo de la Plaza de la Hispanidad y por la calle Santa Bárbara seguiremos hasta el transformador. Desde allí subiremos por el sendero de Camp Redó hasta llegar a la casa. A unos 100 metros por detrás de la casa se encuentra la Cueva del Agua (de facil acceso) y 20 metros más adelante encontramos la entrada de la Cueva de Camp Redó. Regresamos al camino y seguimos hasta la Cueva de Patas (20 metros antes de llegar a la antena, a la izquierda del camino). Volveremos a Camp Redó y bajando por el mismo camino, unos 100 metros antes del Altet del Pi, tomamos el sendero que nos llevará a la carretera del Bosquet por donde volveremos al punto de partida.

RUTA NO HOMOLOGADA

Se trata de una ruta lineal, por lo que nos trasladaremos en vehículo hasta la Font del Roure, a unos 7 km del municipio, siguiendo la carretera de Les Alcusses. Andaremos unos 500 metros hasta llegar a la señal que nos indicará el camino hacia el Bosquet (a nuestra derecha). A lo largo del trayecto subiremos o bajaremos según la orografía del camino. Justo antes de dejar la carretera pasaremos junto al Cortijo de Los Cali, que se encuentra en un entorno natural donde pastan reses bravas. A partir de aquí nuestro recorrido trascurrirá por camino de tierra hasta el cruce de El Bosquet el cual dejaremos a nuestra derecha, para continuar la marcha por carretera hasta el núcleo urbano.

RUTA NO HOMOLOGADA

Se trata de una ruta lineal, en la que salimos desde la Casa Rabosa y seguimos el Camino de Santiago dejando a nuestra derecha la casa rural Mas de Montserrat. Continuamos por el Valle de las Alcusses, de grandes extensiones de terreno de secano, cultivándose la trilogía mediterránea (vid, olivos y cereales). En el recorrido podemos ver varias masías como Les Canyaes, llegando al final de la etapa en la Casa Oráa. Unos metros más adelante se encuentra el antiguo campamento de Cáritas actualmente en desuso. Volvemos a la Casa Rabosa por el mismo recorrido.

Se trata de una ruta lineal que recorre el sendero conocido como Camí de les Alcusses, que va desde la población de Moixent hasta el Pou del Consell, junto al Albergue de les Alcusses.
Saldremos de la Plaza de la Hispanidad y pasando por el Regolfllegaremos al cruce del GR 237 y por la Colada de la Pujà llegamos al cruce de la Caseta Llapissera. Siguiendo la señalización de la Vía Augusta nos dirigimos a la Font del Roure y por detrás del Albergue de Les Alcusses llegaremos al Pou del Consell.
En épocas de lluvia el tramo del Regolf puede hallarse impracticable, por lo que recomendamos coger la carretera como vía alternativa hasta la caseta Llapissera.

FIESTAS

Es el Patrón de la localidad.

En estos días se celebran varios actos como, campeonato de futbito (que es el fin de semana anterior a la festividad), conciertos, pasacalles, verbenas y actos religiosos).

Se llevan a cabo la tercera semana del mes de agosto. En honor al Stmo Cristo del Monte Calvario y a las Veneradas Santas Reliquias.

Las fiestas patronales son organizadas por una comisión compuesta por festeros y festeras mayores (quinta que cumple los 40 años), quintos y festeras (18 años) y festeros de honor. Todos ellos llevan la organización de 10 días llenos de actos, actividades y espectáculos para todas las edades, desde verbenas, vaquillas, toros en cuerda y embolado, disfraces, concursos, misas, procesiones, etc.

Unas fiestas que hacen que Moixent se llene de visitantes de otras localidades.

Las fiestas de Moros y Cristianos de Moixent se organizan por la Asociación de Moros y Cristianos. Se celebran el primer fin de semana después de la festividad de “Todos los Santos”.

En Moixent, los Moros y Cristianos es una fiesta joven, es decir, lleva celebrándose desde el año 2008. Pero a pesar de sus pocos años, es una fiesta que se ha consolidado fuertemente gracias al esfuerzo y a la unión de todo el municipio para colaborar y de todas las comparsas que participan en la fiesta, concretamente diez comparsas moras, y nueve cristianas.

El fin de semana de Moros y Cristianos está repleto de actos y verbenas: 

• El viernes por la tarde se lleva a cabo la recogida de comparsas por la Banda de Música y a continuación el pregón de inicio de fiestas. Por la noche, el desfile de los “alardos”, donde los miembros de las comparsas se disfrazan haciendo una crítica de la actualidad. 

• El sábado por la mañana se lleva a cabo la embajada Mora, donde el bando moro conquista el castillo al bando cristiano. Por la tarde, se celebra el acto más importante de las fiestas, la “Entrada” de todas las comparsas, donde salen desfilando con espléndidos trajes.

• El domingo por la mañana se celebra misa en honor a la Virgen Milagrosa, a la cual van dedicadas estas fiestas, y seguidamente embajada Cristiana, donde el bando cristiano recupera el castillo. Por la tarde desfile y ofrenda de todas las comparsas a la Virgen Milagrosa.

Dentro de esta fiesta, se encuentra también el “Mig Any”, en el que se celebra el medio año de las fiestas de Moros y Cristianos, el primer fin de semana después del 1 de mayo, con la “entrada falsa” donde las comparsas hacen un desfile con vestidos más informales.

TRADICIONES

Respecto a la gastronomía local, es típico desde hace siglos, en las masías y casas de campo, celebrar gaspatxades familiares o de amigos, aunque también se cuecen paellas con carne de caza. El gazpacho moixentí es aliñado con pebrella de la umbría y con conejos montaraces, que muchos son los que se cazan en este término. Otro yantar muy apreciado aquí es la gachamiga. Durante el otoño, son buscados y saboreados los rebollones, llamados pebrassos. El aceite de oliva virgen es extraordinario y tenemos un vino tinto y blanco de alta calidad, producido en nuestra población.
Otro plato típico del municipio son les farinetes, una sopa de ajos tiernos que se cocinaba de antaño y de la que hoy día muy pocas personas conocen su receta. Los arroces son muy cocinados en la localidad tales como: l'arròs al fo amb fesols i naps, arròs caldós y arròs al forn en tanda. Además, también muy conocidos en la localidad son: las patatas al horno con cabeza de cordero y el potaje de garbanzos.  
Y, para los postres, dispone Moixent de sequillos decorados con clara de huevo batida y azucarada, y de unos dulces especiales de almendra que llevan el nombre de moixentinscomo dulces más típicos, aunque también cabe nombrar les mones moixentines, los rollitos de anís, coquetes fregides, rossegonsy magdalenas.