Barxeta

Barxeta

Es un municipio de la comarca de la Costera, situado en el extremo oriental, a 112m de altitud, sobre la ruta natural que comunica la ciudad de Xàtiva con el valle de la Valldigna y el mar. El termino municipal de Barxeta tiene una superficie de 28,52km2 y limita con las siguientes localidades:Benigànim, Quatretonda, l'Ènova, El Genovés, Xàtiva, Llocnou d'en Fenollet, Rafelguaraf y Simat de la Valldigna. El valle de Barxeta está rodeado de montículos y lomas, que se abren desde el oeste a la huerta de Xàtiva y la delimitan, por el norte, la serreta de Manuel (la Barxella, 3OO m; la Penya Roja, 344 m); por el este, el macizo del Montdúver y el Pla de Corrals, y por el sur, la sierra de Requena, prolongación de la Serra Grossa (l'alt del Vedat de Requena, 433 m; l'alt de la Malladeta, 458 m). El riachuelo de Barxeta recorre el valle de levante a poniente. Hay diversidad de flora y fauna mediterránea, predominando el matorral y el pino blanco. Barxeta es un municipio fundamentalmente agrícola (frutales, olivos, herbáceos, vid...)A este sector se dedica la mayor parte de la población(1615 habitantes)Ademas, existen tres almacenes hortofrutícolas. En la ganadería, señalar la existencia de granjas destinadas a la cría de aves y cerdos. Destacan también en Barxeta la existència de canteras de extracción de marmol y granito . BUIXCARRO del árabe, derivado del termino BOSCARRÓ (bosque de carrascas)

HISTORIA

Durante la edad del bronce y la época ibérica, la zona fue ocupada por pequeños poblados de ganaderos algunas de las montañas del termino actual de Barxeta. Los restos que se conservan se reducen a un poblado Iberico en Casa Perot, en el que se encontraron cerámicas y joyas.

La mayoría de las lápidas y esculturas de la Saetabis romana fueron esculpidas en marmol de la partida de Buixcarró. Se conserva de esta época un monumento funerario en el Barranc del Llop.

Fue una alqueria musulmana dentro del termino de Xàtiva, el nombre de la localidad, es indicativo de este pasado islámico.

Mas tarde fue conquistada por Jaime I y donada a Pere Zapata, caballero aragonés, quien tuvo que renunciar a todas sus posesiones en Aragón para poder obtener el titulo de Señor de Barxeta y acudió con toda su família. Al poco tiempo consiguió el título de Señor de Alzira y un hermano suyo lo sucedió como Señor de Barxeta. En 1488, el pueblo era propiedad de los Señores de Tallada, de ascendencia italiana.

En 1535, tras la forzosa conversión de los musulmanes en moriscos, la mezquita de Barxeta fue convertida en iglesia.

En 1574 consigue la independencia de Xàtiva. En 1609, las familias moriscas del pueblo fueron expulsadas y Barxeta fue repoblada por cristianos viejos procedentes de los pueblos de la comarca y del vecino reino de Mallorca. A partir de aquellos años (1610-162O), comienza la historia de la Barxeta valenciana.

El 19 de marzo de 1644, se eleva a la categoría de baronia en la persona de Francesc Martínez Morcilla, quien tiene toda la jurisdicción hasta 1647.

Durante el s XVlll diversos burgeses promueven grandes transformaciones agrícolas. La más relevante fue impulsada por el Marqués de Valderas, quien mandó construir una enorme balsa de 100 x 60m, consiguiendo regar unos campos hasta el momento yermos mediante un sistema de acequias y un acueducto de 6 arcos.

Durante el siglo XIX, prosperaron las viñas y otros cultivos de secano, en un término donde la propiedad estaba muy mal repartida. También comenzaron a perforarse pozos a motor que propiciaron la expansión del naranjo, cultivo que se ha mantenido hasta nuestros días.

A principios del siglo XX, coincidiendo con la plaga de la filoxera que arrasó los viñedos, los jornaleros que se desplazaban a segar arroz a la ribera o emigraban a los viñedos de Francia, adquirieron conciencia de clase y establecieron las primeras organizaciones sindicales en el pueblo.

RECURSOS PATRIMONIALES

Fue reedificada durante la postguerra e inaugurada en 1958 cerca del lugar donde se encontraba la original de 1733, que fue destruida durante la guerra civil por los anarquistas del pueblo.

Edificio de una única planta de forma rectangular con nave central y dos naves laterales de reducidas dimensiones. Tiene un campanario adosado y una capilla.

Está situada en la Avda de Jaume I, sobre el antiguo camino de Xàtiva.

Existen 3 yacimientos, incluidos en el Inventario de Yacimientos Arqueológicos de la Comunidad Valenciana:

CASA PEROT. La finca, propiedad de don Eleuterio Soriano,  se encuentra en la falda del monte Requena, cerca del Portitxol, hacia el Este, hay un pequeño montículo en el que con ocasión de realizar unos desfondes aparecieron muchas piedras de cantería y  vidrios, una sortija de oro y otros restos. Había también un silo de mediano tamaño, formado por una excavación en tierra cubierta con lajas de piedra a modo de falsa cúpula, que se halló vacío. Otros lugares del montículo dieron restos de paredes de piedra pequeña y mediana, y fragmentos de cerámica ibérica con decoración de franjas. A juicio de los prospectores, el complejo parece ser restos de un poblado ibérico, o íbero- romano, mientras que el vidrio y la sortija tienen carácter punicoide, por lo que debe tratarse de restos de una vasija de pasta vítrea, como las cuentas de colores, bastante comunes en los poblados ibéricos y en sus necrópolis. 

ELS TERRERS  Asentamiento del Bronce 

LA JUDIA Poblado amurallado Bronce valenciano

Hay una serie de inmuebles etnológicos, que dan fe la importancia de las obras hidráulicas vinculadas al desarrollo del municipio en diferentes épocas:

ACUEDUCTO DE LA ACEQUIA DEL PUIG Se trata de una construcción cuyo objetivo es salvar el barranc de Benavent a lo largo de casi un centenar de metros y con una caída notable. Está situado a medio kilómetro al este de Llocnou. En relación a la edificación destacan varios arcos y un canal en superficie bastante estrecho. Entre los materiales utilizados en su construcción se cuenta con tierra, conglomerados de piedra, y cemento y ladrillo en su parte central. El estado de conservación del acueducto, actualmente empleado para el riego, es regular. 

ACUEDUCTO DE BARXETA  o DEL MARQUES Acueducto que permite que las aguas de la Acequia del Pantanet crucen el cauce del río de Barxeta. Es antiguo, está construido de piedra y argamasa (mampostería) en sus pilares. La acequia o canal es más reciente y está construido de ladrillo. El acueducto cuenta con seis vanos. Actualmente, al igual que el acueducto de la acequia del Puig, se emplea para riego, no obstante, su estado de conservación es favorable. 

ACUEDUCTO DE LA ACEQUIA MADRE DE BARXETA Acueducto cuya función era la de que la Acequia Madre librara el barranco de las casas de Escribano. El acueducto no se encuentra en mal estado, pero al estar fuera de uso van apareciendo desperfectos. Es de bella factura, construido con bloques de piedra y con cemento. Cuenta con ornamentos en sus pilares y tres vanos a modo de arcadas. 

ACUEDUCTO DEL BARRANCO DE LAS CASAS DEL ESCRIBANO Se trata de un acueducto cuya función era salvar el barranco de las Casas del Escribano. Actualmente está fuera de uso y presenta signos evidentes de deterioro. La vegetación ha invadido los alrededores del acueducto, haciendo casi imposible acceder hasta él. Está construido en piedra, ladrillos y argamasa. Cuenta con un vano en forma de arco de medio punto.

AZUD DEL PANTANET  Se localiza sobre el río de Barxeta y deriva las aguas de este por su margen derecha por medio de una acequia. Su estado de conservación es bueno. Se trata de una pared de hormigón con una pequeña compuerta en su parte más próxima al margen izquierdo. 

RECURSOS NATURALES

Desnivel neto: 280m.
VARIANTE 1 – 1.348m (35min)
DERIVACIÓN 1 – 974m (20min)
DERIVACIÓN 2 – 117m (7min)
DERIVACIÓN 3 – 148m (7min)
DERIVACIÓN 4 – 307m (15min)
DERIVACIÓN 5 – 92m (8min)

Alberga valores naturales, paisajísticos y de patrimonio cultural que justifican su declaración como Paraje Natural Municipal.

Comprende el cauce del río a su paso por el municipio, así como losbarrancos de Benavent, el de Suc, el de la Ferrera, el barranc de l’Ametler, el de l’Ullalet, el del Raboser, el del Molinet, el de la Font de la Parra, el barranc de la Lloma Redona, el de la Lloma d’Ordinyana, el barranc de l’Escurçonera y el barranc del Llop.

El río de Barxeta nace en el Pla de Corrals, en la sierra del Buixcarró, en el límite entre los términos de Quatretonda y Simat de la Valldigna. Tras atravesar el término de Barxeta, llega a Xàtiva, donde desemboca en el río Albaida.

Dentro del ámbito protegido se pueden diferenciar dos grandes sectores:

- el propio cauce del río de Barxeta y el tramo mediobajo de sus barrancos tributarios, que discurren por una zona con topografía suave y paisaje abierto.

- el tramo de cabecera de los barrancos de la Font de la Parra, l’Ametler y del Suc, que abarca las estribaciones nororientales de la serra de Requena, con una topografía más accidentada.

Destaca el barranco de l’Ametler, de gran interés ambiental, siendo el único que discurre sobre sustrato calizo, con nódulos de precipitación de cal sobre rocas y elevada cobertura vegetal y alto interés ecológico y paisajístico.

El río de Barxeta se caracteriza por tener un curso de agua permanente durante todo el año, al igual que los barrancos de l’Escurçonera, de la Font de la Parra, de l’Atmeler y del Suc. La alta calidad del recurso hídrico hace que el estado de conservación de los ecosistemas dulceacuícolas sea excelente, lo que condiciona la calidad de las comunidades vegetales que aparecen en el mismo, todas ellas condicionadas por la presencia y cercanía al agua.

El río de Barxeta constituye un ejemplo de ecosistema ripario, en el que, junto a la vegetación lacustre, dominada por las comunidades de carrizal-espadañal (Phragmition), juncal (molinio-holoschoenion), los zarzales (Rubo-Coriarietum myrtifoliae) y los adelfares (Rubo ulmifolii-Nerietum oleandri), éstos más típicos de los barrancos con caudal estacional; destacan las saucedas (Salicetum triandro-eleagni), que forman bosquetes de ribera, colonizando las gravas fluviales con especies de gran interés, como la sarga (Salix eleagnos) y el gatell (Salix atrocinerea), alguno de ellos de dimensiones monumentales. Asimismo, a consecuencia del alto contenido en sales que presenta el agua, debido al lavado de los yesos del Keuper por los que transcurre, en determinadas zonas podemos encontrar ejemplares de dos especies de taray (Tamarix canariensis y Tamarix africana). Asimismo, pese a la intensa explotación agrícola y forestal de los márgenes del río, aún quedan retazos que testimonian el esplendor de los antiguos bosques de ribera, concretamente de alamedas (Populetum albae) y olmedas (Ulmetum minoris). La menor presión antrópica y la propia regeneración natural está permitiendo la recuperación de estas formaciones, evolucionando hacia una mayor madurez y conservando un elevado grado de naturalidad, lo que otorga al enclave un gran interés.

Son numerosas las especies de fauna que encuentran en el río un lugar idóneo para desarrollar su actividad vital. Por un lado, el curso de agua permanente permite el desarrollo de peces, anfibios y algunos reptiles, además de interesantes especies de invertebrados.

FIESTAS

Tiene lugar en otoño y los protagonistas son los comercios y asociaciones. En ella podemos encontrar productos gastronómicos, la artesanía,  exposiciones culturales , talleres y  juegos para los más pequeños...

Mezcla actos religiosos en honor a los patronos: S.Antonio, el Corazón de Jesús, Santos Esposorios, S.Isidro y El Cristo con actos paganos. Durante las festividades, podemos encontrar : moros i crisianos, competiciones deportivas, procesiones, actuaciones musicales, teatro, parques infantiles, vaquillas, y la “Festa del Marrano” (paellas y agua).

Los jóvenes son los encargados de organizarlas.

GASTRONOMÍA TÍPICA DE BARXETA