ERMITA DE SANTA ANNA

ERMITA DE SANTA ANNA

Situada en el cima de la montaña de Santa Ana a 345 m de altitud en el termino de la Llosa de Ranes, (aunque la titularidad de la ermita pertenece al municipio de Xàtiva).
Catalogada como BIC , fue construida entre 1436 y 1443 por iniciativa de Alfonso de Borja, aunque hay vestigios de una edificación anterior, por lo menos de finales del siglo XIV.
Este bello e histórico edificio de incalculable valor permaneció largos siglos abandonado y olvidado en un estado ruinoso, y a punto estuvo de desaparecer completamente en 1976 siendo restaurada entre 1983 y 1989 y otorgándole el aspecto consolidado y recuperado que ahora presenta.
Se trata de un edificio rectangular, con muros de piedra de mortero reforzados por contrafuertes y sillares de buena calidad en las esquinas y portada, y presenta la rara característica de poseer una cubierta dentada formada al exterior por las bóvedas de crucería, hecho insólito en nuestras tierras. El acceso se efectúa por puerta con arco de medio punto, que estaba precedida por un pórtico hoy desaparecido. Tampoco quedan restos de otros edificios auxiliares que componían el conjunto original, como la sacristía y la vivienda del ermitaño, caballerizas, y demás dependencias.
El interior es de nave única, con cuatro tramos separados por arcos fajones que arrancan de ménsulas que conservan los escudos de los Borja, de València y de Xàtiva. No contiene objetos de culto.

Es un punto visual de importancia y forma parte de la ruta dels Borja.
El día 1 de mayo se celebra una romería, por ser el día en que se celebró el primer acto religioso litúrgico (1 de mayo de 1443 siendo obispo de València D. Alfonso de Borja  Cabanilles, futuro papa Calixto III)